Hago fotos y videos para contar historias. Y aunque el idilio con la fotografía arrancó desde temprano en la universidad, decidí dedicarme a esto profesionalmente muchos años después tras viajar en carro hasta Tierra del Fuego con mi papá y mi hermano, a principios de 2006. 17500 kms y 45 días de viaje hicieron imposible que me reacomodara en mi oficina. Mi puesto de trabajo tenía una vista privilegiada de Medellín, pero mi único sentimiento al sentarme ahí de nuevo después del viaje, era el llamado a estar afuera de esas paredes explorando el mundo, sus personajes y sus historias. La certeza de no pertenecer a ese mundo corporativo.
Me interesa fotografiar personas: sus relaciones, lugares, experiencias y quehaceres. En todas mis historias fotográficas, escritas o habladas siempre hay personajes singulares, y viejos o nuevos amigos que voy haciendo en el camino. Gente que marca mi vida por cualquier razón. Mi forma de contar historias se adapta a cualquier tema, aunque mis favoritos son:
Mi técnica es simple, está basada en el uso de luz natural, equipo liviano, discreción, sensibilidad, espontaneidad y empatía.

Cada tipo de fotografía requiere de talentos adicionales al manejo de cámara y el buen ojo. Mi mayor talento es mi habilidad para conectar con los demás y mi genuina curiosidad sobre las relaciones humanas.

Sueño con hacer un viaje largo en bicicleta. Y con cubrir un Tour de Francia.

He sido foto documentalista y retratista para medios impresos y digitales en Colombia y corresponsal de la revista Monocle. Fotógrafo de Greenpeace Colombia. Varias veces fotógrafo en Rock al Parque, parte del smile team del Festival Estéreo Picnic y fotógrafo oficial de los Rolling Stones en Bogotá. He cubierto mundiales de ciclismo en La Toscana y Galicia, Downhill urbano en Manizales, Keirin en Tokyo, Bicipaseos en Washington DC y la Ciclovía en Bogotá. Manejo desde 2008 una agencia de fotografía de matrimonios y he documentado casi 500 matrimonios.

¿Necesita contar alguna historia con fotos?

Hablemos.